Los mejores programas y equipos para producir un podcast

Los mejores programas y equipos para producir un podcast

Ya habíamos conversado sobre cómo producir un podcast, esta vez te mostraremos cuáles son los mejores equipos del mercado para crear un contenido de calidad. Sin embargo, estas recomendaciones no deben considerarse como finales ya que todo podemos hacerlo con un Smartphone robusto.

Para el video de tu podcast

Respecto del video, podemos hablar de Sony, que ofrece tanto cámaras sin espejo que graban a resolución 4K como equipos más modestos y a precios asequibles. La SLT-A58K es un buen ejemplo, es un equipo con capacidad de filmar en FullHD es decir, 1080p, y tiene un sensor de 20 megapixeles con doble procesamiento de imágenes.

Canon también tiene la serie EOS, que tiene modelos como la 1300D, con una resolución de 1080p y la capacidad de controlarla desde lejos utilizando una Tablet o un Smartphone. Esto permite ver la imagen frente a la cámara por lo que puede operarla y grabar una sola persona.

Por su parte, Nikon tiene la serie D, donde el modelo D7000 es uno de los que más ventajas de control de imagen ofrece, así como su nada despreciable resolución 1080p, sensor de 16.2 megapixeles y a pesar de su edad (fue fabricada en 2010), aún puede generar imágenes atractivas y de calidad. Es, de hecho, la cámara que utilizamos en Zuliatec para crear nuestro contenido.

Pero estos no son los únicos equipos y marcas que se pueden adquirir, acá listamos los más ventajosos en relación calidad/precio. Si nuestro presupuesto es más alto podemos invertir en una Panasonic, Canon o Blackmagic con resolución 4K.

Lo más importante es saber utilizar nuestras herramientas, sacarles el mayor provecho posible y lograr que la calidad sea la más alta posible dentro de nuestras posibilidades.

Para el audio de calidad en un podcast

Respecto de la grabación del audio podemos mencionar que los más recomendados son el Blue Yeti, el Rode Podcaster Pro y el Audiotechnica AT-2020 USB. Pero su precio también es elevado. No obstante, aquí sí debemos dar el beneficio de la duda a los micrófonos mencionados ya que su calidad de audio vale cada centavo.

Sin embargo, Audiotechnica también tiene el modelo A20 que funciona con conexión XLR y es más económico que el USB. La diferencia está en que los conectores que mencionamos antes necesitan de una interfaz de audio con capacidad para alimentarlo eléctricamente, si no, el audio será nulo.

Por su parte, el Rode NT-USB Mini es una nueva opción que puede ser atractiva ya que es económico que los otros equipos de la marca Rode y posee entrada USB, lo que le permite conectarse a cualquier computadora y empezar a grabar.

Además, de esto la marca Neewer tiene el NW-800 que tiene un precio muy atractivo y entrada USB. Y en el caso de los micrófonos lavalier las marcas Rode, Maono, Pixel, entre otras; ofrecen muchos equipos cuyos precios son bastante competitivos.

Ahora, una vez que grabamos tanto el audio como el video, ¿dónde trabajamos lo demás?

Programas de posproducción

Viene el momento de la edición, aquí juntaremos las tomas sueltas, el audio y podremos trabajar el color o mejorar sutilmente detalles como el enfoque o la exposición.

Empecemos con Logic Pro, este es un programa de Apple, tiene bastantes aditamentos para trabajar el sonido, como reductores de ruido, generadores de eco y ecualizadores personalizables. Pero esto es solo una mínima parte de lo que se puede hacer con este software, que también sirve si queremos producir música.

Sigamos con Adobe Audition, acá el tenemos programa estrella del conjunto para editar sonido, tiene funciones muy parecidas a las de Logic per su interfaz es menos intuitiva y requiere de cierta capacitación si queremos utilizarlo, no obstante, es una herramienta muy poderosa y universal.

Por otra parte, tenemos Audacity, que es gratuito, permite editar audio del mismo que el anterior, pero con una pequeña limitación de potencia. Aunque, de nuevo, lo más importante es la calidad y la flexibilidad en el trabajo; los softwares anteriores son pagos, si con este logramos un contenido atractivo entonces sigámoslo usando.

Otra ventaja de todos estos programas de audio es que podemos grabar directamente a través de ellos, sin necesidad de una grabadora. Y ahora nos vamos con los editores de video.

A continuación, está Final Cut Pro, es el más intuitivo y permite entrar a la posproducción de video de forma muy sencilla. No tiene línea de tiempo y la facilidad con la permite trabajar los elementos como el chroma key, los colore y los textos lo hacen muy atractivo.

Luego tenemos DaVinci Resolve, este es un programa de la empresa Blackmagic que cuenta con una versión gratuita y otra paga. Acá la edición sigue un patrón parecido al del editor anterior, pero con la ventaja de que podemos crear nuestros propios efectos y trabajar el sonido en un mismo software. La contra es su complejidad y exigencia de recursos.

Por último, tenemos Adobe Premiere Pro, este software está enfocado netamente en edición de video, aquí también se puede trabajar el audio y tiene la capacidad de crear vínculos dinámicos para hacer retoques en otros programas de la suite. Su interfaz es intuitiva pero tal vez algo saturada, no obstante, vale la pena utilizarlo.

Esto es solo un esbozo de todas las herramientas que tenemos al alcance para producir nuestro propio podcast. Hay muchas más cámaras, micrófonos y softwares, cada una con sus ventajas y posibilidades de mejora.

Lo más importante es crear nuestro contenido y dárselo a la audiencia, siempre con la calidad como nuestro fin máximo.