Landing Page: Una ventaja para iniciadores

Landing Page: Una ventaja para iniciadores

Independientemente de si tu objetivo es conseguir altas para tu producto o servicio, captar suscriptores para tu lista de E-mail marketing, vender tu propio producto o generar leads para un programa de afiliación, una Landing Page o página de aterrizaje es una de las piezas más importantes del marketing digital, siendo uno de los métodos más valiosos para conseguir el éxito de tu empresa u organización; siempre y cuando esté bien diseñada.

Existen un montón de programas y plantillas para construir Landing Pages de forma sencilla, algunos casos gratuitos y otros pagos, sin embargo antes de lanzarse a crearla, conviene estudiar cuáles son los componentes esenciales de una página de aterrizaje efectiva.

Antes de entrar en detalles, hay 6 directrices generales que comparten las buenas landing pages:

1.) Son sencillas.

2.) Las distracciones son mínimas (sobran los menús de navegación y todo lo que pueda apartar al Usuario del objetivo en cuestión).

3.) Son ligeras, con el menor peso posible, para que la carga sea rápida.

4.) El factor psicológico – desde los colores que utilices hasta los textos e imágenes que emplees – es fundamental.

5.) No son estáticas. La interacción mediante pruebas A/B y pruebas multivariantes (que en cristiano significa cambiar pequeños elementos de la página para comprobar su efectividad relativa y quedarse con aquello que mejor funcione) son continuas ya que el objetivo siempre es aumentar la conversión.

6.) Tráfico cualificado. Partimos de la base de que el tráfico que dirigimos a una landing page consiste en personas genuinamente interesadas en nuestro producto o servicio. La calidad del tráfico que llevemos a nuestra landing page afectará la tasa de conversión, ya que cuanto más cualificado sea, mejores serán los resultados.

Es por esto, que es importante mencionar como además son herramientas capaces de aumentar la rentabilidad de campañas Online y Offline, debido al incremento de la tasa de conversión de visita a lead o clientes, fruto de la rápida amortización de la inversión en el diseño de ellas.