El sorprendente impacto de las redes sociales en las elecciones presidenciales de EE. UU.

Creador: Jim Bourg | Crédito: © Getty Images

La polarización ideológica en Facebook, Twitter y Google dieron como resultado una participación sin precedentes en los comicios de 2020.

Durante 4 años las grandes compañías tecnológicas como Facebook, Twitter y Google han estado obsesionadas con una meta en común: no perjudicar las elecciones presidenciales de 2020, como sí ocurrió en 2016 cuando agentes rusos abusaron de las redes sociales para difundir noticias falsas, crear matrices de opinión y manipular a los votantes. Pero parece que las medidas implementadas y los millones de dólares invertidos no han sido suficiente para frenar la polarización del debate político en sus plataformas.

El pasado 7 de noviembre luego de unas elecciones atípicas realizadas durante una grave crisis económica, social y sanitaria, diferentes medios proyectaron al demócrata Joe Biden como el nuevo presidente de los Estados Unidos, convirtiendo a Donald Trump en el 5º Presidente no reelecto en la historia de ese país y dando inicio al desenlace de una batalla cuyo escenario de contienda más importante fueron las redes sociales. Pero empecemos por el principio.

Creador: Nick Wass | Crédito:  © The Associated Press

Desde inicios de 2020 Facebook, Twitter y Google invirtieron una buena parte de sus recursos en equipos y tecnología de ‘Fact Checking’ una medida contra la difusión de noticias falsas que consiste en la verificación de la información que circula en las redes, bien sea por organizaciones especializadas o inteligencia artificial. Además, Twitter endureció sus políticas prohibiendo el uso de software para realizar múltiples acciones en simultáneo dentro de la plataforma, acciones con el objetivo de viralizar contenidos o posicionar etiquetas políticas como tendencia.

“62% de la población adulta norteamericana recibe noticias a través de redes sociales” — Pew Research Center.

La pandemia del COVID-19 sirvió como escenario de prueba para estas nuevas normas, con el miedo, la incertidumbre y millones de usuarios compartiendo contenido sobre el virus era necesario frenar la divulgación de información que pudiese poner en peligro la salud de las personas. Por su parte Facebook y Twitter eliminaron y etiquetaron millones de publicaciones falsas sobre el descubrimiento de tratamientos milagrosos, personas afirmando que el virus era una farsa y o un arma biológica.

Entre esas publicaciones estaba una entrevista hecha al republicano Donald Trump, donde afirmaba que los niños eran “casi inmunes al virus”. Facebook eliminó el video y Twitter suspendió la cuenta del presidente hasta que borrara el mensaje, dando a entender que tendrían una política de tolerancia cero con respecto a la información falsa sobre el COVID-19. Esta fue la primera vez que las nuevas medidas de ‘Fact Checking’ se aplicaban al presidente de los estados unidos y no sería la última.

Creador: Eduardo Munoz | Crédito:  © VIEWpress via Getty Images

Más adelante Twitter y Facebook etiquetaron como “sin fundamento” una publicación donde Donald Trump afirmaba que el uso de papeletas por correo solo conllevaría a un fraude electoral. Ante esta medida el mandatario escribió en sus redes «Twitter es completamente opresivo LIBRE EXPRESIÓN, y yo, como Presidente, ¡no lo permitiré!».

Esto más la suspensión de cuentas y supresión de mensajes detonó las exclamaciones de “censura” por parte del bando republicano, generándose una matriz de opinión que sus seguidores conservadores no tardaron en alimentar. De esta forma, con la pandemia del COVID-19, la campaña electoral y el tema de la libertad de expresión sobre la mesa, la polarización del debate político en las redes sociales se intensificó a cada vez menos días de las elecciones.

“Un comportamiento esperado durante la pandemia de COVID-19 es el aumento en el acceso y uso de las redes sociales por parte de todos los grupos de edad y segmentos de la sociedad” — Organización Panamericana de la Salud.

Donald Trump continuó atizando la situación con más tweets, más publicaciones y material sobre la censura y la posibilidad de fraude, tanto que les fue imposible a las compañías tecnológicas controlar sus repercusiones. Inmediatamente que el presidente publicaba se generaban miles de interacciones y una conversación cada vez más difícil de supervisar.

Esta grafica de Google Trends nos muestra como las búsquedas web incluyendo los términos ‘censorship’ y ‘free speech’ alcanzaron un máximo nivel de popularidad en octubre de 2020, prueba de que el debate incrementó a tan solo semanas de las elecciones.

A pesar que de que los esfuerzos de Facebook, Twitter y Google por frenar el abuso de agentes extranjeros pudo o no haber dado resultados, el comportamiento de los usuarios durante la pandemia, la rudeza en la aplicación de las medidas y la naturaleza misma de estas plataformas generaron polarización, viralización de información parcializada y burbujas de opinión que convirtieron las elecciones presidenciales en una lucha ideológica más que de candidatos.

Finalmente, todos estos acontecimientos y conversaciones en redes sociales que avivaron el fanatismo político dieron como resultado una participación histórica que ya alcanzó los 150 millones de votos. Pero, al igual que el debate sobre las elecciones, la lucha contra la desinformación está lejos de terminar. Ahora mismo se están eliminando publicaciones, videos y cuentas de usuarios que intentan afirmar sin evidencia que hubo un fraude electoral.

Aunque no cabe duda de que las redes sociales potenciaron la participación pública, reforzando ideas y movimientos que derivaron en cambios positivos, también se han convertido en un espacio para la manipulación y la polarización ideológica. Tomando en cuenta el uso masivo de las plataformas, su funcionamiento y modelo de negocio surgen muchas preguntas acerca de cómo estas compañías pueden verdaderamente frenar la desinformación o regular el uso de sus herramientas publicitarias para fines políticos.

 

 

Fuentes:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-43720004

https://www.bbc.com/mundo/noticias-43704648

https://www.bbc.com/mundo/noticias-54385775

https://www.trecebits.com/2018/06/25/facebook-anuncia-cinco-nuevas-medidas-para-luchar-contra-las-fake-news/

https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20180918/451862679826/facebook-twitter-fake-news-noticias-falsas-estudio-redes-sociales-tecnologia-portada.html

https://expansion.mx/tecnologia/2018/02/21/twitter-impedira-el-uso-de-bots-para-propagar-noticias-falsas

https://www.paho.org/bireme/index.php?option=com_content&view=article&id=479:redes-sociais-e-covid-19-a-contribuicao-da-bireme&Itemid=183&lang=es

https://www.aecoc.es/innovation-hub-noticias/facebook-lucha-contra-las-fake-news/

https://www.france24.com/es/20200416-facebook-anuncia-nuevas-medidas-para-frenar-las-fake-news-sobre-el-coronavirus