4 formas para proteger el contenido: La ciberseguridad e implicaciones

4 formas para proteger el contenido: La ciberseguridad e implicaciones

Uno de los elementos que más se deben tener en cuenta a la hora de crear contenidos, trabajar con medios digitales o monetizar en la red, es la posibilidad de un robo de identidad o desvío de tráfico a sitios creados con malas intenciones. En pocas palabras, un ciberataque.

La mayoría de las plataformas, digamos, Spotify, Instagram, Youtube, Gmail, etc., tienen protocolos de seguridad que detectan la posible entrada de un intruso o un intento de ataque. En ciertos casos pasarán desapercibidos, pero es muy importante que tengamos una cerradura de cuatro seguros. Sencillamente, porque una vulneración de contraseña nos puede dejar expuestos, sobre todo si usamos la misma siempre.

Además, las páginas de contenidos son solo la punta del iceberg. Las páginas web, las bases de datos, las cuentas bancarias, y un listado enorme de recursos e insumos pueden ser objeto de un ataque de este tipo. Por lo que vamos a definir 4 formas de mitigar ese riesgo latente.

Usa la ‘ñ’

Esto puede parecer extraño, pero es una forma sencilla de dificultar cualquier intento de hackeo. En el castellano usamos la letra ‘ñ’ como parte de nuestro alfabeto. Los teclados con este idioma la tienen justo al lado derecho de la letra ‘L’.

Este carácter no es común para otros idiomas y en muchos teclados no existe. Por lo que agregar la ‘ñ’ a cualquier contraseña que usemos puede ahorrarnos muchos malos ratos. Repetimos, este no es el paso más óptimo ni que ofrezca la mejor seguridad, pero es un comienzo.

Utilizar un gestor de contraseñas

Los gestores de contraseñas son como directorios en los que podemos depositar las contraseñas que utilizamos. La mayoría viene con protocolos de encriptación que dificultan enormemente los ciberataques.

En el caso de Last Pass, se requiere una clave maestra para poder acceder a los datos. Lo más importante de esto radica en que si perdemos esta contraseña todas las otras se perderán también. No es necesario usar más de uno, pero es una forma de precaución.

Respalda tu contenido

Es una de las acciones que probablemente necesite de asesoría. Pero ahorra tiempo y esfuerzo en caso de un fallo o ciberataque. Esto consiste en tomar el contenido que no podemos perder y pasarlo a una ubicación segura, ya sea un correo, un disco duro externo o servidor local.

Este requiere más tiempo que los anteriores y tal vez más dinero, pero una vulneración tiene riesgos más graves de los aparentes a simple vista. Se puede perder un documento como el trabajo de toda una vida, incluyendo datos de clientes.

Contrata servicios de ciberseguridad

Esto puede parecer tedioso o una promoción descarada, pero es más sencillo. Significa pagar una membresía de antivirus, antimalware, una VPN o incluso un plug-in de wordpress, si es allí donde tenemos alojada una web.

Los costos varían y en la mayoría de los casos tiene buena relación calidad/precio, solo hay que enfocar nuestros objetivos. La decisión en este caso dependerá de si necesitamos algo personal o más bien colectivo.

Hay que tener en cuenta que estas recomendaciones nos ahorran tiempo productivo y a futuro, dinero. Se pueden tomar otras medidas mucho más rigurosas pero que también ameritan de personal especializado.

Y si bien las posibilidades de un ciberataque son bajas, siempre están allí y la precaución siempre nos permitirá darnos un respiro.